domingo, 1 de septiembre de 2013

Veteranos de las Guerras Dacias I

Hoy comienza el primero de una serie de artículos dedicados a soldados condecorados en las campañas contra los dacios. Las fuentes literarias sobre las Guerras Dacias de Trajano son escasas, así que muchas interpretaciones del conflicto se centran en la Columna de Trajano o las metopas de Adamclisi, pero existen también una gran cantidad de inscripciones que identifican un buen número de legionarios que se comportaron de forma heroica en estas guerras.

Los centuriones Aconio Statura, Claudio Vitalis y Emilio Paterno ganaron cada uno de ellos una corona vallaris (al menos) por ser el primer soldado en abrirse paso hasta el interior de un campamento enemigo. Sus centurias debieron haber avanzado justo tras ellos, los legionarios motivados por las agresivas muestras de virtus de sus centuriones.
A Lucio Aconio Statura, hijo de Lucio, de la tribu Clustumina, centurión de la XI Legión Claudia Leal y Fiel, IV Legión Flavia Félix, V Legión Macedónica, VII Legión Claudia Leal y Fiel, condecorado por el Emperador Trajano Augusto, conquistador de los Germanos, con torque, armillae y phalerae, y con una Corona Castrense por su servicio en la Guerra Dacia, y condecorado por el emperador anterior con los mismos honores por su servicio en las guerras contra los Germanos y los Sármatas, ascendido por el divino Trajano del servicio militar a rango ecuestre, sacerdote por un periodo de cinco años en Ariminum, flamen y sacerdote por un periodo de cinco años en Tifernum Mataurense. 
-Estela funeraria, Tifernum Mataurense (Umbría), siglo II.e.c. 
Un hombre podía ascender rápidamente gracias al patronazgo imperial. Statura no había alcanzado el primi ordines, pero su distinguido historial de guerra pudo ser lo que hizo al emperador Trajano fijarse en él, aunque no sabemos si hubo otros factores.

Trajano observando a sus veteranos. por A. García Pinto
Aconio Statura, probablemente, nació en Tifernum Mataurense (en la provincia italiana de Pesaro) ya que su tribu, la Custumina, provenía mayormente de esa región. Fue condecorado en dos ocasiones con los adornos típicos del centurión y una corona castrense. Las condecoraciones de Trajano posiblemente daten de su Primera Guerra Dacia (101-102) ya que los títulos del emperador no incluyen “Dácico”, el cual tomó en el 102. La guerra contra los germanos y los sármatas sea probablemente la del año 92, como respuesta por su invasión de las fronteras y la destrucción de la Legio XXI Rapax. Su ascenso al orden ecuestre es raro, ya que los demás casos que se conocen eran de centuriones primus pilus

Aun así, no hay información de su carrera como caballero romano, lo que resulta curioso. Quizás era uno de los muchos ciudadanos ecuestres que renunciaban a su rango para servir como centuriones y Trajano simplemente le había devuelto su estatus original. El cognomen Statura es bastante raro y sólo conocemos algunos ejemplos, aparte del centurión y su hijo, el del senador Lucio Velio Statura de Urvinum Matauresne, cercana a Tifernum, por lo que podía haber relación entre sus familias.

A Lucio Emilio Paterno, hijo de Lucio, de la tribu Galeria, primer centurión, prefecto de los ingenieros, centurión de la Legión VII Gémina, centurión de la Legión I Minerva, centurión de la Legión VII Claudia Leal y Fiel, centurión de la Legión XIII Gémina, centurión de la X Cohorte Urbana, centurión de la IV Cohorte Pretoriana, trecenarius de la Legión II Augusta, y primer centurión, condecorado en tres ocasiones por el emperador Trajano con torques, brazaletes, phalerae y una corona vallar, dos veces en Dacia y una en Partia. Atilia Vera, hija de Lucio, a su padre quién se merecía lo mejor de  parte de ella.
-Inscripción funeraria, Hisp. Tarraconensis, siglo II e.c.

La tribu Galeria proviene posiblemente de Aeso, y Aeso fue seguramente el hogar de Emilio Paterno. La familias de los Emilios en Aeso eran seguramente de orden ecuestre ya que Emilio Paterno fue nombrado centurión directamente y su hermano Fraterno fue un tribuno militar al comienzo de su carrera. La mujer de Emilio Paterno, Atilia Vera, fue probablemente la hija del centurión primus pilus Atilio Vero, quién murió en la batalla de Cremona. Fue promocionado como centurión en la VII Gémina, la legión más cercana a su hogar. Su progreso por el centurionado romano fue el típico de un centurión de orden ecuestre.


Dedicada a Tiberio Claudio Vitalis, hijo de Tiberio de la tribu Galeriana; renunció a su orden ecuestre y aceptó un puesto de centurión en la V Legión Macedónica y posteriormente en la I Italica; fue condecorado con un torque, armillae y phalerae, junto a una Corona Castrense durante la Guerra Dacia; fue transferido de la I Itálica a la I Minerva  y tras esta a la XX Victrix; fue ascendido dentro de esta legión y posteriormente enviado a la IX Hispana y tras esta a la VII Claudia Pia Fidelis. Fue ascendido de nuevo dentro de esta legión, sirviendo en la segunda cohorte como cuarto centurión (princeps posterior) por once años; vivió hasta la edad de cuarenta y un años.
-Estela funeraria, Roma, siglo II.e.c.
Centurión, por Alexander Ezov
Tiberio Claudio Vitalis fue también un centurión ascendido al puesto directamente desde el rango ecuestre y condecorado dos veces en las Guerras Dacias. Comenzó su carrera con la V Macedónica y después fue enviado a la I Itálica, con la que ganó sis primeras recompensas en forma de torquesarmillae y phallerae junto a una corona vallar. Después llegó a la I Minerva con la recibió las mismas condecoraciones. Tras esta, sirvió en la XX Victrix y la IX Hispana, para finalmente acabar su ilustre carrera en la VII Claudia Pia y Fiel. 

Sin embargo, la mayoría de estudiosos creen que la Guerra Dacia en la que participó con esta legión fue la del año 92 de Domiciano y no en las de Trajano, ya que la inscripción evita nombrar al emperador que entregaba las condecoraciones, algo muy típico tras el damnatio memoriae ordenado por el senado sobre la figura del emperador Domiciano. Sin embargo, su prolongado servicio de 11 años en esta legión deja la incógnita abierta

En las próximas semanas y meses iremos conociendo a otros veteranos de estos sangrientos conflictos, tanto centuriones como soldados rasos que recibieron honores y ascensos.

Así que si queréis estar al día sobre futuros artículos y otros temas uníos a nuestra página de Facebook.

Bibliografía:

-The Roman Army, 31 BC - AD 337: A Sourcebook, de Brian Campbell (1994)
-Studies in the legionary centurionate, de James Robert Summerly, Universidad de Durham (1992).
-Osprey Warrior 166: Roman Legionary AD 69-161, de Ross Cowan (2013)

2 comentarios:

  1. Me fascinan estas historias; Seguiré este blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Don Isaac. Cuando la página de Facebook llegue a la cohorte de seguidores (480) publicaremos otro artículo sobre veteranos. Me alegro de que le gusten los artículos. :D

    ResponderEliminar