domingo, 17 de noviembre de 2013

El guerrero dacio: armas y equipamiento


Lo que sabemos del equipo militar de los dacios y sus aliados proviene en mayor parte de la Columna de Trajano. La dificultad de interpretar de forma histórica este monumento ha sido comentada anteriormente, debido en parte a que en la columna se representaban de forma homogénea a legionarios, bárbaros, auxiliares, foederati, etc..., con una visión dirigida al pueblo y que, quizás, no fuese totalmente verídica, cayendo a veces en los estereotipos más que en la realidad histórica.

Dicho esto, en la propia columna aparecen infinidad de ejemplos de escudos dacios, y, asumiendo que buena parte de ellos se equipaba de forma parecida a los celtas, podemos concluir que llevaban un escudo de madera, más que posiblemente plano, de en torno a 120-150 cms. de alto, normalmente de forma oval, inspirada en los escudos celtas; también parecen haber usado escudos hexagonales. Los dacios deberían haber sido capaces de cubrir la mayoría de sus cuerpos con el escudo, y de formar con ellos una muralla de escudos o incluso alguna forma primitiva del testudo romano.


Escudos en la Columna Trajana
Los escudos debían estar cubiertos de cuero para evitar que la madera se combase y para darle una capa extra de protección al propio escudo. En el centro del escudo había un umbo de bronce o hierro que protegía la mano que sujetaba el escudo, la cual debía estar justo detrás, al otro lado del umbo y la madera. Al igual que los romanos, el escudo podía usarse como arma ofensiva y el umbo era muy útil para golpear en el rostro. Los guerreros dacios sin duda personalizaron sus escudos. El estudio pictográfico de la Columna Trajana indica que la mayoría pudieron estar pintados de blanco con sinuosos patrones abstractos, con animales míticos o reales, símbolos astrológicos o motivos vegetales (flores, enredaderas..). 


Escudo dacio
Los yelmos dacios tenían una fuerte influencia oriental. Podemos suponer que los guerreros más ricos vestían normalmente yelmos de estilo frigio -también llamado tracio-, con su característica prominencia que apuntaba al frente desde lo alto del yelmo. Los sármatas, sus aliados, portaban yelmos redondeados formados con diversas bandas de metal unidas. Posiblemente, este tipo de yelmos fue vestido también por los dacios, quienes recibieron a lo largo de su historia muchas influencias sármatas, como este tipo de yelmo o el estandarte draco, del que hablaremos con más detalle en un futuro artículo.


Yelmos de la Columna de Trajano
Hay pocas evidencias referentes a las armaduras dacias; parece que sólo fueron portadas por los guerreros de élite -los tarabostes- y estuvieron basadas en diseños usados por sus pueblos vecinos. La armadura típica con la que los romanos representan a los guerreros dacios es la cota de escamas de estilo sármata. La presencia de cotas de malla de estilo celta no puede ser descartada, así como otras armaduras provenientes de saqueos o del comercio con griegos y romanos.


Armadura de escamas en la Columna de Trajano
El arco dacio sin duda recibió influencias celtas y sármatas; era un arma simple y práctica, normalmente arcos cortos de fabricación artesanal más usados para la caza que para la guerra. Los arqueros dacios debieron funcionar en su mayoría como hostigadores o como apoyo durante los asedios -tanto defensiva como ofensivamente-.

En cuanto a la lanza, usaron armas de punta ancha muy similares a las celtas. el escudo y la lanza parecen haber sido el equipo básico del guerrero-granjero. La lanza era un arma barata, efectiva y fácil de manejar, lo que la hacía ideal para grandes masas de infantería poco entrenada. Las jabalinas y las lanzas más ligeras, ideales para ser arrojadas,  formaban también parte del equipo de la infantería ligera especializada en escaramuzas, y de la caballería.

Dejando al lado al icónico falx -comentado en otro artículo- y su hermana menor, la sica, los dacios también usaron dos tipos de espadas de doble filo. Poseían una espada corta que se usaba para apuñalar, ligeramente similar al gladius romano, mientras que nobles y jinetes empuñaban hojas más largas de estilo celta. Eran armas caras, en manos de unos pocos privilegiados.


Espadas dacias
Sin duda portaban también dagas, las cuales debían de ser comunes entre los guerreros de las clases más bajas -lanceros y arqueros-, quienes posiblemente llevasen una en el cinturón para defenderse en caso de combate cerrado.

Equipo dacio en la Columna
El guerrero en la sociedad dacia:
El pueblo dacio era mayormente una sociedad tribal, con una estructura similar a la de los galos y germanos contemporáneos. lo que sabemos por los escritores romanos es que había dos castas en la sociedad dacia: La clase alta, los 
tarabostes, vestían gorros y lucían cabelleras y barbas cuidadas; las clases medias y bajas, compuestas mayormente por granjeros, no se cubrían la cabeza -al menos no con el gorro típico de las clases altas- y en sus rostros eran bien visibles barbas pobladas y largas melenas -los romanos se referían a estos como los comati, "los melenudos"-. Los dacios nobles solían vestir también el llamado gorro frigio, de forma cónica pero con la punta curvada -al igual que el yelmo-, confeccionado habitualmente con lana o fieltro. Se asemejaba tanto al pileus -el gorro con el que se vestían los libertos- que los romanos les dieron el nombre de pileati a los más nobles de entre los dacios.

Los miembros de esta casta de "tocados con gorro", salvo que fueran sacerdotes, posiblemente dedicaron la mayor parte de sus vidas a la guerra. Factores como el nacimiento, el mérito y las conexiones sociales determinaban quienes llegaban a ser reyes, oficiales en el ejército, o simplemente guerreros de élite.

El hecho de que los sacerdotes dacios usaran lanzas y arcos en algunos de sus rituales podría indicar que fueran capaces -o incluso se esperase que- de luchar junto a los guerreros. sin embargo, esto es simplemente especulativo.

El guerrero dacio medio era simplemente eso, un guerrero, pero no un soldado profesional. Posiblemente eran granjeros, cazadores, mineros o comerciantes obligados a tomar las armas cuando el líder local se preparaba para una incursión o convocaba sus fuerzas para unirlas a las del señor de la tribu o incluso ante un gran rey como Decébalo.

Guerreros dacios, por Angus McBride
Los escritores contemporáneos describen a los dacios como físicamente similares a los germanos y celtas -altos, pálidos, con ojos azules, con tendencia a ser pelirrojos o rubios y con cuerpos musculosos. cuanto de esto es cierto y cuanto simplemente está basado en los estereotipos romanos sobre los "bárbaros" del norte es casi imposible de saber. considerando las más que posibles relaciones matrimoniales con sármatas, germanos, celtas, tracios, griegos y romanos, es posible que todos los colores de cabellos y ojos estuvieran presentes en los dacios.

Los varones dacios debía vestir de la misma forma en la que lo hacían otros pueblos europeos de la Edad del Hierro: Una túnica corta con mangas, pantalones anchos y zapatos hechos de cuero o incluso de corteza. La mayoría de guerreros de las clases bajas aparentemente lucharon desnudos de cintura para arriba.

Si queréis estar al día sobre futuros artículos y otros temas uníos a nuestra página de Facebook.

Para saber más:
-Osprey: Men at Arms Series, 129: Rome's Enemies (1): Germanics and Dacians, de Peter Wilcox (1982)
-Dacia: Land of Transylvania, Cornerstone of Ancient Eastern Europe, de Ion Grumeza (2009)
-Celtic Warrior: 300 BC-AD 100, de Stephen Allen y Wayne Reynolds (2001)
-The roman legionary, y The roman cavalryman, de Peter Connolly (1988, 1989)
-Trajan, de Julian Bennett (2001)
http://www.redrampant.com/2009/07/dacian-shields.html
http://historum.com/ancient-history/11139-dacian-warrior.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada